CEHEJ

¿Por qué se celebra el 20 de Julio de 1810?

Grito de independencia- Formación de la junta de SantaFe

14 de julio de 2017

¿Por qué se celebra el 20 de Julio de 1810? Firma del Acta de Independencia, leo de Corneliano Leudo, 2010 Junta e independencias de la Nueva Granada
Ampliar Imagen [+]
Cada 20 de Julio se celebra una fecha de mucha importancia para todos los colombianos que es el Día de la Independencia, como una festividad que se remonta unos 207 años atrás cuando se firmó el Acta de la independencia en la ciudad de Santa Fe. En este sentido, el 20 de Julio de 1810 quedó en la memoria de los colombianos cómo el momento en el cual sellamos nuestra dependencia de los españoles y forjamos nuestra historia como Nación. Oficialmente, el 20 de Julio como celebración y fiesta Nacional fue concretada el 8 de Mayo de 1873 por medio de la Ley 60, donde quedó establecido la conmemoración de esta fecha como fiesta cívica y cumpleaños de la República. En efecto, con el paso de los años para mantener presente el amor patrio y el sentido de unidad nacional, se hizo necesario recurrir a elementos simbólicos como banderas, cuadros representativos, obras de arte, desfiles, obras y obras de teatro y demás elementos con el fin de refrescar la memoria de los colombianos y actualizar en el presente.

La celebración de la independencia nos remonta desde ese momento, a los tiempos en los que la ciudad de Santa Fe era la sede del virreinato de la Nueva Granada, nombre con el que en tiempos coloniales se le denominaba a los territorios que comprenden la República de Colombia y los países vecinos de Venezuela y Ecuador. En este lugar que se desarrollaron una serie de acontecimientos, los cuales marcaron la historia de todos los colombianos y la construcción del imaginario nacional. Estos eventos iniciaron el 21 de enero de 1810 con el encarcelamiento del ex rector del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario Andres Rosillo debido a los ideales revolucionarios en contra del gobierno español. Más adelante, Rosillo es ejecutado junto con otros precursores y sus cabezas fueron expuestas el 13 de mayo para infundir temor en la población, Sin contar que estas ejecuciones causaron un efecto contrario pues fortaleció la determinación de quienes llevaron a cabo el proyecto de emancipador.

Para el día 19 de Julio, se dio una reunión con miembros de las clases altas santafereñas e intelectuales ilustrados en el observatorio astronómico de Santa Fe, auspiciada por Francisco José de Caldas con el fin de establecer los planes que tenían como objetivo, incitar a un levantamiento popular en contra del gobierno del Virrey Amar y Borbón. Con todo preparado, al medio día del día Viernes 20 de Julio, (el más concurrido por la gente por ser la jornada de mercado donde acudían numerosos compradores y vendedores a la Plaza Mayor) un patriota se presentó a la tienda de José González Llorente para pedir prestado un ramillete que sirviera como centro de mesa en la bienvenida del comisionado del gobierno español Antonio Villavicencio a sabiendas de que el mismo Llorente se negaría a prestarlo. El español, según las fuentes de la época, cedió ante las provocaciones y comenzó a lanzar insultos en contra de los americanos y de quienes pasaban por la primera calle Real. Acto seguido, Don Francisco Morales y sus hijos Antonio y Francisco, ya advertidos de la situación pues hacían parte de la conspiración, intervinieron en aquella pelea, alborotando a la multitud diciendo. Mientras tanto, varios de los presentes comenzaron a lanzar los siguientes pregones: Están Insultado a los americanos abajo el mal gobierno Queremos Junta Viva el Cabildo. Estas palabras, de acuerdo con Lievano Aguirre, lograron su cometido ya que en ese momento, la situación parecía salirse de las manos, hasta el punto de que el teniente José Moledo tuvo que intervenir para impedir que la multitud golpeara a Llorente.

A la una de la tarde ya se había sumado más gente a las manifestaciones en contra de la autoridad española con el pretexto del florero, estas se mostraban como un respaldo inicial al Rey de España preso por Napoleón y en contra del mal gobierno a cargo del Virrey Amar y Borbón . En ese momento, sacando provecho de aquella situación, es nombrado José Acevedo y Gómez como tribuno del pueblo, quien desde el balcón del ayuntamiento comenzó lanzar palabras en contra del mal gobierno y otras más para elevar los ánimos del pueblo reunido en la Plaza Mayor. Acevedo, parado desde un balcón, utilizó las siguientes palabras: Si perdéis este momento de efervescencia y calor, si dejáis escapar esta ocasión única y feliz antes de doce horas seréis tratados como insurgentes; ved los calabozos, los grillos y las cadenas que os espera.
Pasada la tarde, la multitud se tomó la plaza Mayor y presionó para que el virrey Amar y Borbón aprobara los vocales elegidos por medio del cabildo extraordinario y aprobara la creación de un junta de gobierno, además de proclamar como diputado a José Acevedo y Gómez. Posteriormente, se logra influenciar al realista Teniente Coronel José María Moledo para que las tropas no atacaran a la multitud, asegurando el éxito de los levantamientos y así garantizar el éxito inicial del golpe. Mientras tanto pasada la media noche, el cabildo a puerta abierta comenzó a sesionar y sus miembros acordaron formar una Junta Suprema de gobierno compuesta por miembros del cabildo y diputados del pueblo, procediendo a la firma del Acta de independencia emitida por el cabildo extraordinario del 20 de Julio de 1810, resolviendo lo siguiente:

En la ciudad de Santafé, a veinte de Julio de mil ochocientos diez, y ahora de las seis de la tarde, se presentaron los señores muy ilustre cabildo, en calidad de extraordinario, en virtud de haberse juntado el pueblo en la plaza pública y proclamado por su diputado, el señor regidor don José Acevedo y Gómez, para que le propusiese los vocales en quienes el mismo pueblo iba a depositar el supremo gobierno del pueblo; y habiendo hecho presente dicho señor regidor que era necesario contar con la autoridad actual del jefe, el excelentísimo señor don Antonio Amar, don Manuel Pombo, el doctor Miguel Pombo y Luis Rubio, vecinos a dicho señor excelentísimo, haciéndose presentes las solicitudes justas y arregladas de este pueblo... pusiese a disposición de este cuerpo, las armas, mandando por lo pronto una compañía para el resguardo de las casas capitulares , comandada por el capitán Antonio Baraya[...]se deposite en toda la junta de gobierno supremo de este reino interinamente, mientras la misma junta forme la constitución debieran formarse bajo la bases de libertad, independencia respectiva de ellas, ligada únicamente por un sistema federativo, cuya representación debería residir en esta capital, para que vele por la seguridad de la Nueva Granada, que protesta no abdicar imprescriptibles de la soberanía del pueblo que, a la del augusto y desgraciado monarca don Fernando VII .

Entre los firmantes se encontraban varios de los personajes que participaron en el complot en contra de los españoles, tales como José Miguel Pey, Juan Jurado, Juan Bautista Pey, José Acevedo, José María Moledo, Antonio Baraya, Pedro Groot, Manuel de Pomobo, José Sanz de Santa María, Antonio Morales, Sinforoso Mutis, entre los más reconocidos, quienes tuvieron relación con en la Junta Suprema de gobierno y el gobierno provisional que se estableció el día 21 de Julio. El acta sin embargo, no pretendía desconocer la autoridad de Fernando VII, por el contrario reafirmaba su autoridad sobre la Nueva Granada dado que en efecto, lo que buscaban estas juntas era una mayor participación política de los americanos en los asuntos de gobierno. Estos eventos fueron imitados por ciudades como Cartagena, Pamplona y el Socorro, en donde sus cabildos también instauraron juntas de gobierno provisionales dado que en esos momentos no existía un sentido de unidad nacional como el de ahora.
El peso de los eventos sucedidos el 20 de julio de 1810 marcó el inicio de un hito histórico para la Nación colombiana, identificándose como el aniversario de la independencia y el nacimiento de un pueblo soberano e independiente, además del punto de inflexión a partir del cual se fue construyendo la Historia Nacional.


___________________________________________________
1 Perez Benavides Amada Carolina. La independencia como gesta histórica en el continuo histórico nacional: La densidad de la representacin. En: Doscientos años de ser colombianos Exposición conmemorativa del Bicentenario 2010. 1880, 1909. 81
2 Bernardo Vasco. El supuesto florero de Llorente: En El Espectador, sección Cultura. 9 de Julio del 2011.
3 Puyana Garca Gabriel. En: Historia de las Fuerzas Militares de Colombia. (Bogota, Planeta, 1993),82, 83
4 Meja Arango Juan Luis. Revolución del 20 de Julio Sucesos y documentos. (Bogota, 1996, Instituto colombiano de cultura, casa Museo.) 75,75
  1. 2017-07-21 11:43:31/

COMPARTIR

Calle 102 Cra 7-80 Tercer Piso Edificio Nuevo CEDOC
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
directorcehe@ejercito.mil.co

Numero de visitas: 104.406